jueves, 12 de enero de 2017

El encargado de suplir a John Terry

  
Veinte años después, la relación entre John Terry y el Chelsea ha entrado en su recta final. El futbolista acaba contrato el próximo 30 de junio y aunque la directiva londinense trató de estudiar su renovación, lo cierto es que a día de hoy ninguna de las partes parece muy decidida a estirar el que parecía inquebrantable vínculo.
Durante las últimas horas se había especulado con la posibilidad de que el zaguero recalase en las filas del Bournemouth durante lo que resta de curso, pero lo cierto es que los planes del jugador pasan por esperar hasta el término de la presente temporada para despedirse de la mejor manera posible de su club de toda la vida e iniciar una nueva aventura en alguna liga que le garantice un retiro dorado (China o EE.UU.).
Aunque Antonio Conte ya le ha relegado a un discreto segundo plano en el presente curso, la directiva de los blues considera absolutamente necesaria la llegada de un jugador que pueda cubrir su espacio. En este sentido, algunos medios han apostado en los últimos días por centrales como Michael Keane, Stefan de Vrij, Kostas Manolas o Simon Kjaer, pero lo cierto es que, a juicio del Daily Mirror, el gran anhelo de la entidad no es otro que Ben Gibson (23 años).
Forjado en la cantera del Middlesbrough, el zaguero tuvo que superar varias cesiones en Plymouth Argyle, York City y Tranmere Rovers antes de consolidarse en una primera plantilla con la que ya ha logrado acumular 122 partidos de liga (3 goles). Precisamente por eso, porque su importante rol dentro de la escuadra, el Boro sólo le dejará escapar por una cifra considerable que bien podría superar los 30 millones de libras (34 M€)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada