sábado, 24 de mayo de 2014

ATLETICO Y REAL MADRID

Real Madrid y Atlético de Madrid cuentan ya las horas este sábado para el inicio de la final de la Liga de Campeones, que disputan en Lisboa, en el derbi más importante de su historia, con el trono europeo como premio.


La Décima o la Primera. Uno de los dos equipos madrileños podrá celebrar esta noche que es el mejor equipo de Europa, algo que el Real Madrid viviría por décima vez en su historia, mientras que el Atlético estaría ante un hito histórico, ya que nunca antes ha conseguido ser campeón.


Su única final anterior fue en 1974 y allí perdió contra el Bayern de Múnich, empatando primero 1-1 -recibiendo además un gol justo al final de la prolongación- y luego cayendo 4-0 en el duelo de desempate, que se jugó dos días más tarde en el mismo estadio de Bruselas.
Fue una de las grandes tragedias históricas del club rojiblanco, que contribuyó a forjar su imagen de equipo fiel a las desgracias.


En el Real Madrid están más acostumbrados a las finales, aunque la última se remonta a 2002, cuando una volea impresionante del francés Zinedine Zidane sirvió para ganar 2-1 al Bayer Leverkusen en Glasgow y con ello levantar el trofeo más codiciado del continente.


"Es verdad que la línea entre obsesión y un sueño es muy fina, pero para mí es un sueño. Un sueño que quiero alcanzar", dijo el técnico italiano del Real Madrid Carlo Ancelotti en conferencia de prensa el viernes, en el estadio de Lisboa donde tendrá lugar la gran final.


"Una final es siempre una final. Esta vez es especial porque empezamos el año con el objetivo de ganar la Décima, así que el de mañana es un evento especial para nosotros", apuntó. "Todo el mundo sabe cómo de importante es para el Madrid esta competición y estamos muy cerca", insistió.


En el Atlético, Diego Simeone, que el pasado fin de semana llevó al equipo al título liguero, también se mostró ilusionado con la posibilidad de ser campeón de Europa.


"Ellos son el mejor equipo del mundo en las encuestas históricas. Nos vamos a enfrentar al mejor del mundo. Más allá de haber ganado la Liga afrontaremos con humildad y con la sabiduría de que vamos a jugar contra los mejores", señaló el 'Cholo'.



- Pendientes de los lesionados -



La gran incertidumbre de las horas previas a la final es la evolución de los muchos lesionados en ambos equipos.
Los casos preocupantes en el equipo blanco son el francés Karim Benzema y el portugués Pepe, con Cristiano Ronaldo ya recuperado y "sin problema", mientras que en el Atlético la incertidumbre planea sobre su goleador estrella hispano-brasileño, Diego Costa, y el turco Arda Turan.


Ninguno de los dos entrenadores despejó el viernes la incógnita de si podrán contar con sus mejores jugadores.
En los últimos entrenamientos el viernes, Diego Costa sorprendió a los asistentes esprintando aparentemente sin problemas, corriendo como el resto y transmitiendo una sensación general de que sí podría jugar. Arda Turan también participó en la práctica sin complicaciones.


En la sesión del Real Madrid en el mismo estadio de Lisboa, Benzema se entrenó igualmente sin incidentes, en principio, mientras que Pepe tuvo que interrumpir su participación y ser vendado, lo que parece restarle opciones de jugar la final.


La final de la Liga de Campeones permite además una gran fiesta española en Lisboa, con la llegada entre el viernes y el sábado de miles de aficionados, 70.000 según las previsiones iniciales y 120.000 según las autoridades portuguesas, algunos miles de ellos sin entrada para el partido.


Por el momento el clima fue de cordialidad entre ambas hinchadas, que aprovechaban el sábado para disfrutar de Lisboa y de este gran día, histórico ya para el fútbol español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada