martes, 3 de junio de 2014

PIPO,EL PILAR DE UNA MURALLA DEFENSIVA

Su nombre no será el primero que surja cuando se habla de la selección de fútbol de Costa Rica. Sin embargo, es tan importante para el técnico Jorge Luis Pinto, que en la fase final del clasificatorio de la CONCACAF para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, Giancarlo González fue, junto a la principal estrella del equipo, el arquero Keylor Navas, el que más minutos (1.260) acumuló en el terreno de juego.

Espigado, veloz y con buen juego aéreo defensivo y ofensivo, el también llamado Pipo fue pilar fundamental de una selección que destacó por la muralla defensiva que construyó durante el proceso eliminatorio de la Zona Norte, Centroamérica y Caribe.

Si el Hexagonal Final lo superaron con cierta comodidad, el camino en Brasil 2014 será otro cantar. Costa Rica compartirá el Grupo D con Uruguay, Inglaterra e Italia. FIFA.com habló en exclusiva con el férreo defensor para palpitar las emociones ticas ante tamaño desafío.

Una estrategia llamada defensa


Basta con ver los números de Costa Rica en el Hexagonal Final para corroborar el gran papel realizado por la línea de contención. En diez encuentros, sólo permitieron 7 anotaciones. Con rivales como México y Estados Unidos, que cuentan con grandes elementos al frente, el mérito de mantener la cifra tan baja es doble.
Ahora, a días de que arranque la gran cita brasileña, la mente de los seleccionados ya está puesta al 100% en Uruguay, Inglaterra e Italia. “Para nadie es un secreto que ése es el Grupo de la muerte. Tenemos tres rivales en frente que son potencias y que, en su tiempo, han quedado campeones. Pero como decimos: ésta es una historia nueva. Vamos a dar lo mejor de nosotros. Tenemos la ilusión de ir a hacer un buen papel en Brasil para dejar el nombre de nuestro país en alto”, afirma sin achicarse ante el desafío.



“Siento que el fútbol se ha ido igualando, no sólo en la CONCACAF, sino, en general, a nivel mundial. Ya se ven resultados muy ajustados en los partidos. Antes, EEUU y México clasificaban caminando. Eso ya simplemente no se da. Ahora Costa Rica logró clasificar de segunda. México sufrió, porque el nivel está subiendo”, analiza.

“Ordenado e inteligente”, así define González el estilo de juego que llevó a Costa Rica a quedar en ese segundo lugar, sólo por debajo de EEUU en la clasificación. “Sabemos explotar nuestras virtudes y también somos consciente de que tenemos debilidades, pero eso nos hace buscar cómo cubrirlas. Hicimos un papel importante porque logramos el objetivo que teníamos, que era clasificar al Mundial”, completa el defensor del Colombus Crew estadounidense.

La clasificación no sólo fue una alegría como conquista colectiva. En el plano personal, todo el proceso tuvo un significado de peso para el defensor de 26 años. “Fue mi consolidación en la selección gracias a que el 'Profe' Pinto me dio la oportunidad. Siento que supe aprovecharla", indica. "En este tiempo, también pude jugar en Europa, y ese roce con jugadores importantes traté de transmitirlo a mi desempeño con la selección. Esto es fruto de un año muy importante para mí”, relata recordando esa temporada 2012/13 en la que jugó para el Valerenga noruego.

Ilusión por hacer historia


La ilusión, pero también el esfuerzo y el trabajo diario, es lo que mantiene su optimismo en lo más alto, y aventurarse a pensar que, ¿por qué no?, pueden ser uno de los equipos que dé la sorpresa en la fase de grupos.

“Conozco a mis compañeros y el trabajo que hacemos. Confío en mis cualidades y las del grupo. Vamos a dar el máximo para llegar a la siguiente ronda. Eso es lo que queremos: hacer historia. En Italia 1990 fue la única ocasión que lo hicimos, pero este equipo ya sabe lo que es ponerse metas y cumplirlas”, sentencia.

Y en el plano personal, la motivación no podría ser mayor: “Es la meta de todo futbolista profesional, llegar a jugar un Mundial. Y qué mejor que esta meta se cumpla en Brasil, que es un país de fútbol”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada