lunes, 12 de mayo de 2014

LUEGO DE FAJARCE CON MONTE DE OCA, EL CRIOLLO BUSCA RIVALES DE MAS JERARQUÍA


Johan Pérez (19-1-1, 13 KO) no estuvo en su mejor presentación durante la noche del sábado en el Domo José María Vargas, de La Guaira. Sin embargo, su calidad y potencia se impusieron durante la última parte de la pelea para anotarse un nocaut técnico contra Fernando Monte De Oca.

Pérez salió algo confiado contra un rival que aventajaba en muchos aspectos y sufrió durante las primeras vueltas.

El dominicano logró abrumarlo al inicio e incluso conectar algunos golpes contundentes.

El púgil de 30 años decidió volver a la estrategia que le ha dado resultados durante toda su carrera: pelear afuera, usar el jab y pegar fuerte con la mano izquierda, aunque en esta ocasión la derecha fue clave para retener su faja interina superligero AMB.

Johan ha luchado durante buena parte de su carrera con lesiones en su mano diestra, por esa razón ha desarrollado más poder en su zurda; sin embargo, el uso de ambas es una buena noticia para él.

Aunque no hay nada definido, pareciera que Pérez no va a tomar un descanso demasiado prolongado. Este combate sirvió como transición y ahora el venezolano podría optar por una pelea más grande.

Rafael Morón, apoderado de Pérez, asomó dos posibilidades para el próximo enfrentamiento del caraqueño.

Una opción es viajar a Inglaterra para enfrentar a Curtis Woodhouse, pero el británico tiene una pelea pautada contra Willie Limond para el 27 de junio y eso podría impedir el careo. Pérez también suena para pelear con el mexicano Mauricio Herrera en la cartelera que enfrentará a Saúl Álvarez y a Erislandy Lara el 12 de julio en Las Vegas.

Lo ideal para Pérez sería enfrentar a Jessie Vargas por el cetro absoluto, pero la guerra entre Golden Boy y Top Rank hacen difícil negociar la pega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada