miércoles, 28 de mayo de 2014

BRAHIMI, EL REY DEL REGATE

Con figuras como Lionel Messi, Neymar y Cristiano Ronaldo, la liga española cuenta con los que probablemente sean los jugadores con mejor toque de balón del mundo. Sin embargo, el futbolista con la media de regates más alta no es otro que Yacine Brahimi, quien en abril ya había cuajado 152 de 319 intentos. El mediocampista argelino del Granada hizo saltar todas las estadísticas en la temporada que acaba de concluir.

"Es algo que me gusta hacer desde que era pequeñito. Siempre me han deleitado los jugadores técnicos, capaces de eliminar al contrario con un solo gesto. Pasaba mucho tiempo estudiando los vídeos de futbolistas como Ronaldinho o Zinedine Zidane e intentando reproducir sus acciones en los partidos improvisados que organizábamos con los amigos del barrio", explicó el propio aludido al micrófono de FIFA.com. "Son ellos los que me infundieron las ganas de jugar al fútbol y los que me impulsaron a trabajo mi técnica".

Para Brahimi, nacido en París, todo comenzó en serio en el INF Clairefontaine [el Centro Técnico Nacional de la Federación Francesa de Fútbol]. En esta cantera de jóvenes talentos, por la que han pasado, entre otros, Thierry Henry, William Gallas o Nicolas Anelka, dio sus primeros pasos antes de probar suerte en el Paris Saint-Germain y de debutar profesionalmente con el Rennes. En Bretaña pasó cuatro años (52 partidos y nueve goles), con un breve paréntesis cedido en el Clermont de la Ligue 2. En esa época también recibió sus primeras convocatorias con los juveniles de Francia. No obstante, decidió cambiar de aires y en 2012 hizo las maletas con destino al Granada español. "Quería volver a empezar. Salía de una temporada mediocre con el Rennes. Había jugado poco a causa de las lesiones. El Granada era el mejor destino para tomar impulso", confesó.



Su prometedora primera temporada con los Nazaríes convenció a la directiva, que a comienzos de la campaña 2013/2014 ejecutó la opción de compra sobre el menudo mediocentro ofensivo (1,72 metros de altura, 56 kilos). Una decisión que no lamentarían. El segundo año ha sido el de la confirmación. Con sus tres dianas y tres asistencias se convirtió en el favorito de la afición del estadio Nuevo Los Cármenes y fue uno de los artífices de la permanencia del club en la élite española. Suyo fue el único tanto del encuentro contra el todopoderoso Barcelona del pasado mes de abril que resultó decisivo en la pugna por evitar el descenso.
"Estoy muy contento de estar aquí", añadió. "Es un fútbol muy técnico que se ajusta más a mis características. Además, Andalucía es una región espléndida donde se vive muy bien". Y que está muy cerca de su país de origen, Argelia, al que en 2013 eligió representar en la escena internacional. "Allí están mis raíces, mi padre nació allí. Es un gran orgullo representar a este pueblo. Tenemos la suerte de contar con una afición extraordinaria, que sabe recordarte la importancia que reviste lucir esta camiseta".



De Francia a Argelia


Brahimi no ha decepcionado a los Zorros del Desierto en los cuatro encuentros que ha disputado con ellos. Por eso no ha sorprendido que el técnico, Vahid Halihodzic, haya incluido su nombre entre los 30 preseleccionados, que dentro de pocos días se reducirá a 23. "Participar en una Copa Mundial es un sueño de la infancia. El hecho de que se celebre en Brasil es el súmmum. Es 'EL' país del fútbol", apuntó entusiasmado. "¡Aunque aún no es seguro! Formar parte de los preseleccionados es de por sí una gran satisfacción. Sean quienes sean los elegidos, tendrán que rendir al máximo. El pueblo argelino se siente orgulloso, pero también es muy exigente. El equipo tiene responsabilidades y tendrá que asumirlas".

Sus "bicicletas", "elásticas" y otras habilidades podrían convertirse en excelentes bazas para los Zorros del Desierto a la hora de medirse a sus adversarios del Grupo H. "Es un grupo complicado, con un excelente combinado belga y dos habituales del certamen", que son Rusia y la República de Corea. "Así que los regates están bien, pero el objetivo es, ante todo, ser decisivo", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada