viernes, 16 de mayo de 2014

ADIOS AL "JOGO BONITO" DE ESPAÑA


Hace unos meses, justo antes de la vuelta de semifinales contra el Real Madrid, Raimund Hinko, uno de los grandes reporteros en la historia de Sport Bild, titulaba su columna con un mensaje claro en alusión al español: "Sueño con que vuelva Thiago". Como cabía esperar, el centrocampista de la selección no llegó al partido de la Champions, pero el deseo del experimentado periodista alemán sirve para ejemplificar hasta qué punto el ex jugador del Barça ha conquistado este año a la afición del Bayern y, por ende, pensaba hacerlo con la de España este verano en el Mundial de Brasil. Su recaída de la lesión en el ligamento lateral interno de su rodilla derecha que le hizo pasar por el quirófano en abril es una de las peores noticias para Del Bosque, que pierde al sustituto natural de Xavi y tendrá que darle el relevo quizá a Koke.

Para Thiago es el golpe más duro de su carrera. Su deseo de estar en la cita de este verano le llevó a dejar el Barcelona y cambiar de aires con dirección a Múnich. Lo apostó todo a una carta, apoyado por Pep Guardiola. Decidió dar el salto para convertirse en el director de orquesta del Bayern y estar a disposición del seleccionador para acudir al Mundial. Y su sueño se mantuvo vivo durante gran parte de la temporada, a pesar de su mal comienzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada